TERAPIA FAMILIAR SISTÉMICA: QUÉ ES Y PARA QUÉ SIRVE.

Tomar la decisión sobre si acudir, o no, a terapia familiar, puede ser una ardua tarea, por eso te queremos ayudar explicándote algunos conceptos y hablando sobre los beneficios que puedes obtener de un proceso terapéutico como este.

¿Qué es la familia?

Definir el concepto de familia no resulta una tarea tan fácil como parece a simple vista, en la actualidad, existen múltiples modelos familiares funcionales. Concluir qué es una familia depende de muchos factores como son: la cultura, la época contemporánea y las creencias individuales, entre otros; elementos que a su vez, van evolucionado con el tiempo. 

El sociólogo y antropólogo Göran Therborn, definió la familia como un organismo regido por unas reglas o normas semi-implícitas que se construyen entre las partes que conforman la pareja sexo-afectiva y que son transmitidas de generación en generación.

En este enlace podrás leer más sobre Göran Therborn y su teoría sobre las familia: https://repositorio.cepal.org/server/api/core/bitstreams/a3d62180-8b5f-42c5-8e8d-84bf5c04c42d/content.

Therborn también declara, que existe un número limitado de conjuntos familiares principales que están determinados por lo efectivo que sean estos sistemas dentro de un medio geopolítico coetáneo.

¿Qué es la familia para la psicología?

Para la psicología, la familia funciona como un medio por el cual una persona puede desarrollarse en diferentes niveles (económico, físico y emocional). Es un grupo primario donde se transmiten valores y normas de comportamiento sociales que el individuo aprende para, en un futuro, enfrentarse a las demandas del medio y poder gestionar sus emociones adecuadamente.  

La familia influye directamente en la salud mental de las personas que la conforman. Si una familia fomenta buenos valores, crea espacios de seguridad y confianza, y se desarrolla de forma funcional, los miembros que la conformaran evolucionarán de forma favorable. Está estudiado científicamente cómo el estilo parental determina enormemente si una persona padecerá o no problemas psicológicos en el futuro.

Terapia familiar sistémica (TFS)

La terapia familiar sistémica es una forma de ver y evaluar los problemas de un individuo desde un enfoque sistémico. La TFS parte de la idea de que el individuo pertenece a varios sistemas, entre ellos y el más importante (o influyente), el de la familia.

En lugar de abordar al individuo como un ser aislado, el terapeuta hace una valoración del conjunto de su entorno y sus relaciones. Se centra en la familia para analizar a qué tipo de sistema se enfrenta y qué posiciones ocupa cada persona en él. Además estudia qué dinámicas se están produciendo, y cuáles son buenas y cuáles no para la familia. 

Estudiando su rol dentro de este sistema y las relaciones que tienen entre los miembros que lo conforman, el psicólogo hace un diagnóstico de lo que le ocurre a la persona. Después, propone un plan de tratamiento con unos objetivos concretos con el fin de realizar los cambios correspondientes en pro del bienestar y de la salud de cada uno y del propio sistema.

Para la TFS, los problemas surgen cuando la jerarquía del sistema no está delimitada y se intercambian las posiciones de cada una, o se difuminan los límites entre los subsistemas: subsistema pareja y/o conyugal, subsistema paternal y el subsistema filial.

Si consideras que tu asunto es una cosa más enfocada en el subsistema de la pareja, te dejamos aquí un artículo para que comprendas mejor de qué se trata y en qué te podría beneficiar la terapia de pareja: https://introspectiapsicologia.com/terapia-de-pareja/.

¿Cómo puede ayudarme la terapia familiar sistémica?

Te dejamos 5 puntos en los que la terapia sistémica familiar puede ayudarte: 

  1. Mejorar la relación entre los familiares. 
  1. Crear un ambiente familiar más afectivo y comunicativo. 
  1. Resuelve o reduce los problemas de convivencia.
  1. Ayuda a que cada persona tome acción y responsabilidades de cara a sí mismos y al sistema familiar. 
  1. Establecer límites que fomenten una mayor autonomía. 

En conclusión, la terapia familiar sistémica (TFS) ayuda resolver y a ajustar aquellos desequilibrios que se producen en una familia, comprendiendo qué roles desarrolla cada persona dentro de este y si estos roles son los que deberían tener.

Si una persona no ocupa su rol, por el contrario, se produce una inversión de responsabilidades, lo cual enfermará de alguna manera al sistema familiar y a cada individuo causando problemas en un futuro. 

Si crees que la TFS encaja con tu problemática y/o tienes alguna duda sobre si esta fuera la terapia indicada para ti, escríbenos, estaremos encantados de contestar a todas tus preguntas, ya que en Introspectia Psicología contamos con profesionales formados en este área. 

Compartir este post

Deja un comentario

Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿Cómo podemos ayudarte?