PAREJA

Si no somos capaces de salir de un conflicto con nuestra pareja, la terapia puede ser la oportunidad de crear nuevas vías de comunicación para mejorar nuestra relación y tomar las decisiones correctas.

UN PROYECTO EN COMÚN

Tener pareja es tener un proyecto en común, y no es fácil. Cuando tus dificultades se suman a la de otro, podemos entrar en círculos viciosos que provocan el desgaste de la relación o impiden que disfrutemos de la vida en pareja.

Cuando esto sea lo más frecuente, y no sepas cómo salir, puede ser un buen momento para pedir ayuda y encontrar soluciones.

¿Para qué sirve la terapia?

Comenzar una terapia de pareja será una oportunidad de crear nuevas vías de comunicación para mejorar tu relación, cuando no se pueda salir del conflicto aunque se esté luchando desde hace tiempo.

Asimismo te permitirá tomar las decisiones más adecuadas para ti y para tu pareja, y encontrar una hoja de ruta para tu proyecto de vida. 

En terapia de pareja, lo recomendado es que seáis los dos los que queráis comenzar una terapia (aunque, es posible, que uno de los dos confíe más en ésta). Es importante aclarar que el psicólogo no juzgará, ni creará alianzas con ninguna de las partes, puesto que la pareja es un paciente indivisible. Aún así, es posible que en algún momento se pueda plantear conjuntamente la opción de realizar sesiones individuales con cada uno de los miembros.

ÁREAS DE MEJORA

  • No conseguimos comunicarnos como deberíamos con él/ella, que no nos entiende, que no nos escucha.
  • Hemos empezado a discutir por todo – incluso por nimiedades que no nos llevan a nada – y que estamos todo el día de mal humor.
  • Hemos pasado por algo que nos hace desconfiar de la otra persona: celos, infidelidades, etc.Podemos sentir que hemos perdido la ilusión por la relación y nos sentimos estancados/as en una rutina que no nos satisface a ninguno/a.
  • Tenemos una relación demasiado absorbente, que dependemos en exceso mutuamente o uno/a del otro/a. O que ya no compartimos tiempo juntos, que ya no hay nada que nos una.
  • Nos sentirnos insatisfechos con las relaciones sexuales, por frecuencia o calidad, y esto está deteriorando la pareja.
  • Hemos evolucionado en direcciones diferentes, y ya no sabemos cómo volver a unificar nuestras vidas.
  • Hemos perdido la ilusión por la relación y nos sentimos estancados/as en una rutina que no nos satisface a ninguno/a.

ESTAMOS AQUÍ PARA AYUDARTE